RINITIS: EN QUÉ CONSISTE Y POR QUÉ SE PRODUCE

La rinitis es una de las patologías más comunes, que se ven en nuestros pacientes del Instituto Muñoz Cariñanos, centro de otorrino en Sevilla. Ya que se acerca una época del año en la que la rinitis se vuelve protagonista, es importante que estemos bien informados.

La rinitis es un trastorno que afecta a la mucosa nasal y se caracteriza por un incremento de las secreciones nasales, mucosidad, rinorrea, rinorrea postnasal, picor, congestión, lagrimeo y estornudos reiterados e incluso pérdida de olfato (anosmia).

TIPOS DE RINITIS

Existen varios tipos de rinitis, según su evolución o según su etiología.

Según su evolución existen rinitis aguda, corta duración (entre ellas se puede incluir el catarro vulgar o resfriado) y rinitis crónica, la que dura más de 6 meses.

Y por su etiología o causa hay dos grandes grupos, rinitis alérgica (estacional o perenne) o rinitis no alérgica.

La rinitis no alérgica incluye:

  • Rinitis infecciosa, por virus o bacteria.
  • Rinitis vasomotora, causada principalmente por el uso frecuente de medicamentos vasoconstrictores nasales (utabon, disneumon pernasal y similares).
  • Rinitis medicamentosa, provocada por la ingesta de antidepresivos, vitamina A y progesterona.
  • Rinitis hormonal, consecuencia de hipertiroidismo o embarazo.
  • Rinitis hipertrófica, es la producida por la sinusitis polipoidea.
  • Rinitis atrófica ocena, de etiología desconocida.
  • Rinitis física producida por frío o humedad en el ambiente.
  • Rinitis mecánica, generada por vegetaciones, tabique desviado, tumores o cuerpos extraños.

Por otra parte, está la rinitis atrófica, normalmente causada por la reducción de los cornetes inferiores, provocando una inflamación en la mucosa debido al paso del aire. Los cornetes inferiores sirven para humedecer, filtrar y aclimatar la temperatura del aire a su paso por la nariz.

Teniendo en cuenta que un 20% de la población es alérgica, la rinitis más común es la rinitis alérgica.

Alergia

 

No es una patología grave, pero sí se puede ver afectada la calidad de vida de quien la padece, e incluso en algunos casos pueden provocar complicaciones más severas de algunas patologías respiratorias, por eso desde el Instituto Muñoz Cariñanos aconsejamos que siempre se acuda al especialista, en este caso al otorrino.

TRATAMIENTO DE LA RINITIS

Siempre que acudamos al otorrino, él nos realizará una exploración visual primero y posteriormente mediante una cámara para descubrir el motivo de la rinitis. Es posible que también solicite alguna prueba diagnóstica tipo análisis clínicos o radiografía para confirmar la causa que lo provoca.

A continuación recetará tratamiento medicamentoso con antihistamínicos o algún spray nasal con corticoides para suavizar, aliviar y controlar los síntomas. Es posible que esto no sea suficiente, en algunas ocasiones cuando la rinitis es alérgica se acude a los tratamientos con inmunoterapia como vacunas.

Si el paciente no encuentra mejoría se puede valorar tratamiento quirúrgico poco agresivo como la cirugía de cornetes mediante radiofrecuencia, con la que se reducen el tamaño de los cornetes. Se hace mediante anestesia local o sedación, pudiendo marchar el paciente a las pocas horas a su domicilio, llevando una vida prácticamente normal sin ejercicio físico importante. Es una cirugía con pocos riesgos y escasas complicaciones, con un resultado realmente muy satisfactorio.

Por último, si te ves reflejado en este tipo de patología no dudes en ponerte en contacto con nosotros, el Instituto Muñoz Cariñanos, centro otorrino en Sevilla, donde podremos darte fáciles soluciones. Puedes llamar a los tfnos. 954 37 80 80 ó 954 38 25 21.