Ronquido: causas y tratamientos

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0
Ronquido: causas y tratamientos

El doctor Pablo Muñoz-Cariñanos, tu otorrino en Sevilla, es especialista en el tratamiento de los ronquidos. Pero ¿qué es el ronquido? ¿Cuáles son sus causas? ¿Qué tratamiento tiene?

En el Instituto Muñoz Cariñanos, tu centro otorrino en Sevilla, te resolvemos éstas y otras dudas acerca de esta patología:

El ronquido es el sonido que se produce cuando el aire pasa por la garganta y encuentra algún obstáculo. Ese aire hace que vibren los tejidos blandos. Este problema afecta al 45% de las personas adultas al menos de forma ocasional. Y es una de las patologías más tratadas en nuestro centro otorrino en Sevilla.

El ronquido puede ocasionar problemas de sueño tanto a la persona que lo sufre como a quienes lo escuchan. Pero también puede estar relacionado con algo más serio. Estamos hablando de la apnea del sueño, que son pausas en la respiración que se producen mientras dormimos.

Por tanto, si roncas o crees que puedes sufrir apnea del sueño, no dudes en visitarnos. Tu otorrino en Sevilla, el doctor Pablo Muñoz-Cariñanos, tratará tu problema.

Las causas por las que se produce el ronquido pueden ser varias:

  • Obstrucción nasal provocada por enfermedad respiratoria como un resfriado, por uno cornetes grandes o por desviación del tabique nasal.
  • Tamaño grande del paladar blando y de la úvula o de los tejidos blandos de la faringe (amígdalas o vegetaciones).
  • Consumo de alcohol antes de dormir, ya que esta sustancia relaja los músculos de la garganta.
  • Dormir boca arriba, ya que el efecto de la gravedad estrecha las vías respiratorias.

En cuanto a los tratamientos que existen para los ronquidos, en nuestro centro otorrino en Sevilla te ofreceremos los que necesites. Éstos son algunos de ellos:

  • Ejercicios respiratorios.
  • Cambios en los hábitos de vida como dormir de lado, hacer ejercicio, no consumir alcohol antes de dormir, no realizar cenas copiosas…
  • Prueba diagnóstica para descartar apnea del sueño.
  • Uso de la máquina CPAP (presión continua de aire en la vía aérea superior).
  • Cirugía. Se puede realizar una rinoplastia para corregir malas estructuras nasales.
DISQUS