Beneficios de la Dieta Mediterránea: La importancia de una buena alimentación para un envejecimiento tardío.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0
Beneficios de la Dieta Mediterránea: La importancia de una buena alimentación para un envejecimiento tardío.

Una de las cosas que cada vez nos preocupan más es tener una juventud más larga. El miedo a la enfermedad, a medida que cumplimos años, nos acucia. Para poder tener una vida más saludable es importante cuidarse por dentro y por fuera. En los últimos años han salido numerosos tratamientos que nos ayudan a mejorar nuestro físico, pero esto no sirve de nada si por dentro no estamos bien. Para intentar contribuir a esto, hoy os hablamos de la dieta mediterránea.

Es fundamental cuidar nuestra dieta. Por todas partes oímos qué alimentos podemos comer y cuales debemos evitar. Que sustancias producen cáncer y cuales nos ayudan a evitarlos. En los últimos días la prensa nos ha estado bombardeando con la carne roja, carnes procesadas, y la importancia de evitar su uso. Pero hay algo importante que debemos conocer : España con Japón lideran el ranking de esperanza de vida que en nuestro país se sitúa en 83 años, siendo mayor en mujeres(86) que en varones (81). Muchos son los factores que ayudan a que cada vez tengamos una vejez mejor, pero la principal diferencia con el resto de países es nuestra dieta mediterránea.

 

En la pirámide de la alimentación saludable se incluyen la mayoría de alimentos de la dieta mediterránea

¿Qué contiene nuestra dieta mediterránea que los demás países no contengan?

Esta pregunta nos la podemos hacer todos, pero la respuesta es sencilla, la dieta mediterránea es muy variada, se basa en la ingesta de alimentos naturales como frutas, verduras, legumbres, cereales, frutos secos, aceite de oliva como fuente de grasa, vinagre, especias, pescado y en cantidades más reducidas las carnes, los huevos y los lácteos.

Debido al ritmo de vida últimamente nos resulta difícil llevarla a cabo, pero es necesario volver a las buenas costumbres ya que son muchos los beneficios que nos aportan.

cooking, food and home concept - close up of male hand cutting pepper on cutting board at home

¿Qué beneficios nos aporta la dieta mediterránea?

Principalmente evita la obesidad, factor importante para la adquisición de múltiples enfermedades como la diabetes. Esta dieta al ser rica en hidratos de carbono complejos y aceite de oliva hace que los niveles de glucosa de nuestro cuerpo se regulen.

Cardiosaludable. ¿Qué significa? Pues que esta dieta ayuda a reducir los niveles de colesterol  y triglicéridos en sangre. Su bajo aporte calórico en unión con la práctica de ejercicio habitual hace que estemos en plena forma.

La ingesta de aceite de oliva y grasas omega 3 previene la aparición de cáncer de mama y de colón. Además de proporcionarnos un bienestar general ya que son reguladores de nuestro organismo que participan en la eliminación de residuos y toxinas.

Es curioso conocer que el moderado consumo de vino unido a la dieta mediterránea aumenta los ácidos grasos omega 3, por lo tanto potenciando sus efectos saludables.

Parece ser que tras diversos estudios realizados se llega también a la conclusión que la dieta mediterránea está asociada con menor riesgo de deterioro cognitivo leve.

A woman is sitting on the beach inside a bubble with peace and tranquility. She is meditating and there are sparkles.

La dieta mediterránea: juventud prolongada.

Como hemos comentado en párrafos anteriores vivimos en una sociedad obsesionada por la eterna juventud, en cualquier revista de actualidad es uno de los mensajes que constantemente nos quieren transmitir. Pero hay una realidad biológica nos oxidamos y por eso envejecemos. De nosotros depende que sea más rápido o más lento. De nada sirve aplicarnos tratamientos antiarrugas si después nos fumamos un paquete de tabaco al día,  no tenemos una dieta equilibrada, o llevamos una vida sedentaria. Por eso desde el Instituto Dr. Muñoz Cariñanos, os animamos a cambiar algunos hábitos.

Os recordamos que el estilo de vida juega un papel mucho más determinante que  la genética.

Los ácidos grasos OMEGA-3 frenan el envejecimiento celular, sustancia que ya hemos hablado que se encuentra en algunos de los alimentos de nuestra dieta mediterránea como es el aceite de oliva, pescado azul, en combinación también con otros alimentos como el vino.

Todos hemos escuchado también hablar del colágeno y su directa vinculación con la juventud de nuestra piel. Esto es cierto ya que se encarga de evitar la flacidez y las arrugas de la piel. Lo que no es muy sabido es que el colágeno no sólo se encuentra aquí, sino que está presente en casi la totalidad de los tejidos del cuerpo y cumple la función de dar la elasticidad que necesita nuestro organismo. Con el tiempo la producción del colágeno disminuye de forma natural, pero se sabe que el ejercicio físico y una alimentación equilibrada, como es la dieta mediterránea, contribuyen a contrarrestar esta pérdida.

Vector illustration of a family running exercise.

6 Consejos para una juventud prolongada.

        1. Evitar los alimentos ricos en azúcar. Por ejemplo los dulces , la bollería, etc. Modera el consumo de pasta, arroz y pan. Consumir grandes cantidades de azúcar hace que aumente la inflamación de tu cuerpo y acelere el envejecimiento

        2. Toma alimentos que contengan antioxidantes. Ya que protegen a tu cuerpo de los radicales libres que dañan tus células. Por ejemplo: Ajo, frutos secos, frutos rojos, cereales (el pan es uno de los alimentos mejores en estas sustancias y si es integral mejor), cítricos como el limón o la naranja, las uvas o el chocolate.

          3. Ingiere alimentos ricos en Vitamina E. Nos ayudan a mantener la piel limpia y sana, nos protege de los efectos nocivos del medio ambiente nutriendo nuestra piel desde el interior. Por ejemplo: las aceitunas, espinacas cocidas, aceite de girasol.

            4. La Vitamina C. No sólo es buena para combatir los resfriados y fortalecer el sistema inmune, sino que nos ayuda a producir más colágeno. Por ejemplo: Cítricos como el limón o la naranja, los pimientos, el brócoli, el tomate.

             5. Come suficientes alimentos. No por comer menos estaremos mejor, si evitamos ciertos alimentos de nuestra dieta, como las grasas o calorías, tu cuerpo se resentiría, ya que le estás privando de nutrientes esenciales que necesitas. La falta de ciertos alimentos como la carne podrían producirnos uñas quebradizas, piel seca o incluso pérdida de cabello.

              6. Reduce el consumo de café y alcohol. El café contribuye al proceso de envejecimiento. La cafeína y el alcohol actúan como diuréticos, por lo que puede provocar sequedad y hacer que la piel se vea más arrugada. El vino en moderada dosis es recomendable.

 

Cualquier duda que os surja podréis consultar al Instituto Muñoz Cariñanos a los tfnos. 954 37 80 80 ó 954 38 25 21, donde os podrán recomendar productos para contrarrestar la falta de nutrientes ayudándoos a llevar una vida lo más saludable posible. No olvidéis el ejercicio físico es muy importante.

DISQUS